Utilizamos cookies propias o de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando sin cambiar la configuración, consideramos que acepta el uso de cookies de nuestro sitio. Puede obtener más información, o bien conocer como cambiar la configuración, en nuestra "Información legal ".

Aceptar
Islas Canarias - Latitud de vida

Vuelve a brillar en un SPA NATURAL

Vuelve a brillar en un SPA NATURAL

Temperaturas suaves, mucho sol, aire marino puro y las mejores aguas termales y minero-medicinales que se puedan encontrar. El clima canario es mundialmente conocido por sus propiedades saludables, que se encuentran en sus recursos naturales de uso terapéutico, especialmente en los cuatro elementos presentes en este auténtico spa natural: el agua, el aire, el sol y la tierra.

Ven a las Islas Canarias y vuelve a brillar con las terapias naturales que puedes realizar para renovarte física y mentalmente y disfrutar del máximo bienestar.

Vuelve a brillar con el mar

Una inmersión de belleza y bienestar

Vuelve a brillar con el mar

El agua marina, y especialmente la del Atlántico, contiene 89 elementos presentes en nuestro organismo, además de vitaminas y microorganismo que liberan sustancias antimicrobianas y hormonales. La piel humana tiene la capacidad de absorber todas esas sustancias y beneficiarse de ellas.

Bañarse en el mar mejora los problemas cutáneos como el acné, la dermatitis y las heridas, ayuda a eliminar toxinas y también a relajarse.

Ven y vuelve a brillar con las calas y piscina naturales de las Islas Canarias.

Permanece en el agua durante unos 15 o 20 minutos para que la piel absorba sus elementos beneficiosos y deja que se seque al aire. Despues dúchate y aplica crema solar.
La opinión
del experto
"Si tuviera que definir el clima de Canarias en una sola palabra yo diría que sería luz pero también me gustaría unirle algo, porque la luz es lo que realmente da esa inmensa alegría."

Antonio Ramos Gordillo Doctor en medicina deportiva y salud


Vuelve a brillar con el aire

Un spray benéfico para el organismo

Vuelve a brillar con el aire

La brisa marina está cargada de sales minerales e iones negativos con efectos detoxificantes y relajantes. Es muy beneficiosa para el sistema respiratorio y la piel, a la que nutre e hidrata en profundidad.

Ven y vuelve a brillar gracias a la pureza de nuestros vientos alisios.

Camina por la orilla del mar al menos media hora por día. Cada cinco minutos, aspira profundamente para que el aire llene tus pulmones

Vuelve a brillar con la arena

Un tratamiento renovador

Vuelve a brillar con la arena

La arena de la playa está impregnada de los beneficios del agua marina. Así, cubrirse el cuerpo con una capa de arena es un auténtico tratamiento de belleza y salud utilizado por muchos centros de estética. Los baños de arena calentada por el sol tienen un gran poder curativo contra el reumatismo, la artritis, las neuralgias y la obesidad. También es un excelente exfoliante natural y la mejor superficie para caminar y ejercitar pies, piernas y muslos.

Ven a las Islas Canarias y vuelve a brillar con los diferentes tipo de arena que tenemos en nuestras innumerables playas.

Frótate los brazos y muslos con arena mojada para limpiar los poros, exfoliar la piel y estimular la renovación celular. Entiérrate en la arena durante 15 o 20 minutos o camina sobre la arena mojada.

Vuelve a brillar con el sol

Una inyección de vitamina D

Vuelve a brillar con el sol

Nuestro organismo produce vitamina D de manera natural cuando exponemos la piel a los rayos del sol. La vitamina D es necesaria para absorber el calcio y previene la osteoporosis y otras enfermedades como la esclerosis múltiple, la hipertensión, los dolores musculares e incluso los tumores de mama. Además, la luz solar estimula la secreción de endorfinas, la sustancia responsable de la sensación de bienestar, y tiene un efecto positivo sobre determinadas afecciones de la piel.

Ven y vuelve a brillar en unas islas bañadas por el sol todo el año.

Michael Holick, reconocido experto mundial en vitamina D, recomienda tomar unos 20 minutos de sol sin protección y, después, protegerse con cremas solares o a la sombra. Este tiempo de exposición se asocia a mejor salud mental y física.